Júpiter

Júpiter es el quinto planeta del Sistema Solar. Forma parte de los denominados planetas exteriores o gaseosos, siendo el planeta con mayor masa del Sistema Solar. Júpiter es un cuerpo masivo formado principalmente por hidrógeno y helio.

……………………………………………………………………………………………

En una cierta ocasión que voy a relatar, la NASA preparó un viaje a Júpiter. Fue un proyecto que tardaron meses en preparar, ya que era arriesgado y las posibilidades de que ocurriese algún inconveniente eran bastante altas, ya que era un planeta que nunca se había pisado.

Cuando los detalles técnicos de la misión estaban preparados, citaron a los mejores astronautas, para hacerles una entrevista, a ver quién quería y podía ir.

Tras hacerles la entrevista, a los directores de la NASA,  no les quedaba ninguna posibilidad de que estos astronautas fueran.

Todos los astronautas se echaron atrás, ya que era una misión de alto riesgo, porque era un planeta demasiado gaseoso y los trajes a lo mejor no podían soportar las duras condiciones.

Los directores tuvieron que ampliar la búsqueda de astronautas, al final, un piloto y dos especialistas de misión aceptaron ir.

Ellos eran una chica, quien era la que pilotaba y dos chicos que eran los especialistas, eran atrevidos.

Tras meses de preparación y esfuerzo, llegó el día en el que tenían que ir a Júpiter. Todos ellos tenían los nervios a flor de piel, llegó la hora de despegue.

En 8 minutos ya estaban en el espacio, en principio todo estaba bien, pero tras pasar horas viajando de repente algo les golpeo la nave, y estos, se pararon para ver que era, salió uno de los chicos para verlo y al principio no vio nada, pero pasado un poco de tiempo, en el que había estado explorando alrededor de la nave, resultó verlo y era un tardígrado, este, pensando que era inofensivo se acercó un poco, sin separarse demasiado de la nave para tocarle y verle mejor, pero resulto ser que el animal, repentinamente se hizo más grande y le atacó, este, defendiéndose lo mejor que pudo termino con un par de rasguños en el traje, pensaban que ya había acabado todo pero de repente aparecen más, alrededor de la nave, no se preocuparon, ya que ellos estaban metidos en la nave y no podían hacerles nada.

Su viaje duró meses, durante este tiempo, veían cosas impresionantes.

Tras mucho tiempo, por fin llegaron a Júpiter, al llegar no vieron nada extraño en el ambiente, pero tras un rato investigado por allí, vieron a lo lejos cono bancos de niebla que solo estaba en una zona concreta, y eso les extraño.

Y entonces uno de ellos sugirió adentrarse en esos bancos para ver que había, los otros dos, no muy decididos aceptaron ir. Iban con una cámara que les permitía ver a los de la nasa lo de Júpiter.

Cuando ellos se dirigían hacia el banco de niebla, notaban que algo no les dejaba avanzar bien, y entonces se pararon y la ella dijo que era mejor que se fueran a descansar, porque acababan de llegar y estaban agotados, y cuando estuvieran más despejados, intentar volver a adentrarse en la niebla.

Los astronautas mientras volvían a la nave, vieron algo raro pasar muy rápido, les pareció que era algo así como un animal verde y raro, pero no le dieron ni la menor importancia, ya que pensaron que lo que habían visto era a causa del cansancio, así que estos siguieron su camino hasta la nave.

Tras unas horas durmiendo y descansando, ya estaban mejor, con más ánimo y entonces volvieron a salir de la nave para ir a la niebla que tanto misterio escondía.

Emprenden rápidamente el camino hacia allí, y cada vez la fuerza que les hacía más difícil caminar era antes y más mayor, pero no era tan fuerte como para dejarles parados. Cuando ya estaban cerca, de pronto la presión que tenían desapareció y podían andar perfectamente.

Por fin llegaron al destino, y cuando iban a entrar, se dieron cuenta de que había una fuerza magnética alrededor de esto y ellos defraudados por pensar que no odian pasar pensaron en irse, pero de repente uno dijo:

“La NASA ha hecho estos trajes para soportar cantidades de electricidad extremas”.

Y entonces sin pensárselo dos veces pasaron la niebla y… ¡se encontraron con lo que nunca habían imaginado encontrarse!

alejandro.png

Había edificios flotantes, seres verdes con antenas largas, tres pequeñas piernas con siete dedos en cada pie y brazos que odian alargar y acortar cuando ellos quisieran; los astronautas, asombrados, sin saber qué hacer, revisaron a ver si la cámara estaba grabando todo esto pero no, los seres verdes ya se habían dado cuenta de que estaban allí observándoles y rápidamente cortaron todas las señales que los astronautas pudieras tener en ese momento con la nasa, los astronautas se asustaron e intentaron salir pero la niebla se convirtió en una gran cúpula de hierro.

Los seres verdes no querían que salieran, ya que tenían miedo a que la tierra descubriera lo que tenían en Júpiter, por eso les habían puesto tantos obstáculos para llegar hasta allí.

Encerrados los astronautas y los seres verdes en la cúpula de hierro, hay un silencio que se apodera de todo el espacio, hasta que el jefe de los seres verdes, que no era como todos los demás, el llevaba una capa roja sus piernas eran más musculosas y largas y estaba más rollizo, les preguntó, que querían por guardar el secreto, los astronautas seguían sin reaccionar a todo lo que estaba sucediendo.

Mientras esto estaba pasando en Júpiter la nasa estaba preocupada por si había podido pasar. Volviendo a Júpiter los astronautas les dijeron que no querían nada, simplemente que les explicaran que era todo eso y eso estos es lo que hicieron, les explicaron a los astronautas que era y de donde había salido.

Les dijeron que todos ellos antes de ser extraterrestres habían sido seres humanos como ellos, pero que en la tierra no se sentían aceptados y una vez la nasa envió una nave a Júpiter de prueba para ver qué pasaba y todos estos se metieron en ella y acabaron allí, en Júpiter.

Estos se llevaron comida para meses y agua pero no les sirvió de mucho, allí, en Júpiter, les explicaron los extraterrestres a los astronautas que cuando estas demasiado tiempo, así como un mes, empiezas a notar cambios extraños y a convertirte en esos seres verdes y notaban que la comida de la tierra ya no les gustaba y que ellos solos podían abastecerse de comer y beber con los elementos que había en ese planeta y los astronautas, anonadados les preguntaron:

¿Y los edificios flotantes?

Y estos les respondieron que desde que se habían transformado en esos seres su capacidad intelectual había aumentado mucho, y les permitió hacer todo eso.

Los astronautas se quedaron callados ya que no sabían que decir, y entonces los extraterrestres les dijeron que no querían que nadie los descubriera porque si alguien la sabía iban a estar utilizándoles como ratones de laboratorio y ellos solo querían vivir tranquilos ya que habían encontrado allí su paz y su felicidad.

Y estos les dijeron a los astronautas que les darían cualquier cosa que estuviera en sus manos, pero que no dijeran nada, y los astronautas, conmovidos por la historia, les dijeron que no hacía falta que les dieran nada, que simplemente con ver lo que habían visto tenían suficiente.

Los extraterrestres estaban muy agradecidos así que les propusieron que hasta que estuvieran allí los astronautas, les ayudarían a estar lo mejor posible y a enseñarles los sitios más increíbles de Júpiter para que los astronautas se lo pudieran enseñar a la nasa.

Cuando se acabó la estancia de los astronautas y los extraterrestres se despidieron tristes y los astronautas les prometieron que volverían pronto y así se hizo una amistad entre estos dos seres.

Cuando llegaron a tierra les informaron de que la expedición había sido todo un éxito. Los astronautas se trajeron cada uno una roca de Júpiter de recuerdo que miraban todos los días para acordarse de sus amigo extraterrestres.

Alejandro.

Sin título